Posts Tagged ‘Versos’

Gulliver

La Iglesia tiene muchos enemigos. Casi todos ellos son también enemigos de la Verdad y no soportan que nadie denuncie la ceguera en la que viven. Rabian, posiblemente porque les reconcome que se les señale una verdad que es trascendente. Atacan y persiguen, porque prefieren a los dioses pequeños, relativos y manipulables.

A continuación una canción que siempre tiene para mí resonancias cristianas, aunque es seguro que su autor no lo pretendía. Es de Joaquín Sabina.

Un día los enanos se rebelarán contra Gulliver
todos los hombres de corazón diminuto armados con palos y con hoces
asaltarán al único gigante con sus pequeños rencores
con su bilis, con su rabia de enanos afeitados y miopes.

Pobre de ti, Gulliver, pobre de ti
el día que todos los enanos unan sus herramientas y su odio
sus costumbres, sus vicios, sus carteras, sus horarios
no podrán, no podrán, no podrán perdonarte que seas alto.

Para ellos la generosidad no es más que un lujo que no pueden pagarse
viven alimentados por la envidia que los habita en forma de costumbre
míralos revolverse recelosos tras sus gafas de cocha
te acusarán, te acusarán, te acusarán

de ser el tuerto en el país de los ciegos
de ser quien habla en el país de los mudos
de ser el loco en el país de los cuerdos
de andar en el país de los cansados
de ser el sabio en el país de los necios
de ser el malo en el país de los buenos
de divertirte en el país de los serios
de estar libre en el país de los presos
de estar vivo en el país de los muertos
de ser gigante en el país de los enanos
de ser la voz que clama en el desierto
de ser la voz que clama en el desierto
de ser la voz que clama en el desierto.

If it be your will

Traducción-versión de la magnífica canción de Leonard Cohen (reciente premio Príncipe de Asturias de las letras) If it be your will.

Si es tu Voluntad, cesaré mi voz.
Dejaré de hablar. Como antes, Señor,
como antes de Ti. Callado habré de estar.
Me mantendré así si es tu Voluntad.
·
Si es tu Voluntad que se alce una voz
que arroje Verdad, yo seré canción.
Aunque en muerte esté tu Amor haré alabar.
Yo lo cantaré si es tu Voluntad.
·
Si es tu Voluntad, te suplico, Señor,
que halle tu bondad aquel corazón
que llama a tu puerta con un gemido mortal.
Y que la encuentre abierta. Si es tu Voluntad.
·
Y ata nuestra fe con lazos de luz.
Que el amanecer nos halle en tu Cruz.
Hazme ver tu Amor. Tu rostro, Dios, tu paz,
tu Resurrección. Si es tu Voluntad.
Si es tu Voluntad.

Poderoso caballero es Don Dinero

¡Cuántas veces abominamos del “materialismo” y el “consumismo” que gobiernan el mundo hoy! “¡Hay que cambiar las estructuras!”, decimos con frecuencia. La crisis que está haciendo estragos en todas partes ha hecho sonar las alarmas acerca de los “modelos económicos” y la importancia del dinero en la actualidad.

Pero la necesidad de asegurarse el futuro (evitando depender de Otro) está inscrita en el corazón del hombre desde siempre. Por eso Jesús fue tan sorprendentemente explícito sobre este tema (“No podéis servir a Dios y al dinero”, Lc.16, 13). Y por eso Francisco de Quevedo escribió su “Poderoso caballero es Don Dinero” hace unos cuatrocientos años.

¿No estará más bien el problema en ti y en mí? Aquí tienes un “Poderoso caballero es Don Dinero”, pero del siglo XXI.

Es portada en los diarios,

y gobierna el día a día.

Señor de la economía

desde tiempos legendarios.

En la crisis es primario

y en bonanza es el primero.

Poderoso caballero

es Don Dinero.

Cruza el globo con gran prisa.

Su importancia es capital.

Ha sido franco y real,

hoy es libra, peso y Visa.

Aunque quiebre la divisa

él es oro duradero.

Poderoso caballero

es Don Dinero.

Es hombre de letra y ciencia

de deporte, arte, cultura.

Porque el futuro asegura

y evita la dependencia.

¿Para qué la Providencia

si él la suple con esmero?

Poderoso caballero

es Don Dinero.

Dispensador de favores

para ateos y creyentes.

Pues no hay almas trascendentes

que resistan sus rigores.

Hoy servir a dos señores

es ya el credo verdadero.

Poderoso caballero

es Don Dinero.

Su nombre no se menciona

al hacer cuestionamientos,

pues domina sentimientos

y al más calmado apasiona.

Así, en silencio erosiona

la obra del Dios carpintero.

Poderoso caballero

es Don Dinero.

Con el Cielo incompatible

ya que no iguala la puja.

Por el ojo de una aguja

su trasvase es imposible.

Aunque piensa que es factible

aumentar el agujero.

¿Poderoso caballero

es Don Dinero?

Tags