Posts Tagged ‘Rutina’

VOTAR EN CRISTIANO – EL PROGRAMA ELECTORAL DE UPYD

Unión, Progreso y Democracia es un partido joven que ya tiene representación parlamentaria. Además, se presenta a nivel de toda España, por lo que es interesante repasar su programa electoral (UPyD).

Se trata de un documento de propuestas, una detrás de la otra y sin literatura. Las medidas se justifican en pocas frases con gran rotundidad, por eso en este análisis hace falta tirar de algún otro documento más para responder a todas las cuestiones. Los bloques del programa son los siguientes: reforma de la Ley Electoral (2%), reforma de la Constitución y el Senado (10%), Economía (24%), Educación Deporte e Investigación (12%), Políticas sociales (10%), Sanidad (8%), Justicia (4%), transparencia y lucha contra la corrupción (6%), medio ambiente y gestión del territorio (4%), Cultura (6%) y Política internacional Cooperación y Defensa (10%).

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA VERDAD

La CEE destacaba en este punto que las decisiones políticas deben ser justas y morales. Para serlo no basta con que sean “eficaces” o legítimas desde el punto de vista democrático. El origen de la justicia está en la razón y la verdad, no en las mayorías ni en el poder político. A este respecto, en el documento, las palabras “VERDAD” y “MORAL” no aparecen. La palabra “RAZÓN” aparece cuatro veces, aunque con otro significado. En el documento no hay razonamientos respecto a este asunto (aunque sí muchas medidas de regeneración dirigidas a aumentar la representatividad de los cargos elegidos por sufragio). En su manifiesto fundacional dice:

La base de la ciudadanía democrática es la igualdad en libertad: iguales leyes para todos y todos iguales ante las leyes. Este objetivo exige, como es lógico, la cohesión institucional y simbólica del Estado encargado de definir y garantizar los derechos concretos de los ciudadanos. Pues bien, creemos que esa igualdad está hoy amenazada en España, fundamentalmente por culpa de los excesos de un modelo territorial sometido a constante desbordamiento por las pretensiones nacionalistas. 

Con este sentido de justicia, de moral, de razón y de verdad, la CEE hacía hincapié en la importancia de reconocer el ser específico y natural del matrimonio, orientado a la vida. UPyD afirma en su programa:

Apoyo al desarrollo de las políticas favorables a la igualdad de trato a personas homosexuales. En la petición de adopción de menores por parejas homosexuales, impulso de normas que garanticen la imparcialidad primando siempre el interés del menor.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA

La CEE pone a la persona y su dignidad como preocupación primera. En concreto recuerda que el derecho a la vida debe garantizarse desde la concepción hasta la muerte natural y advierte sobre la perversión de convertir en un derecho lo que no es sino un atentado contra la dignidad humana. El programa de UPyD no incluye nada al respecto, pero sí mantuvo algunos mensajes en su página web:

UPyD se opone a la ley que reconoce un “derecho a abortar” y aboga por una ley despenalizadora que deje en manos de la madre gestante la decisión de interrumpir su embarazo antes de determinado momento de la gestación.

También recuerda que el terrorismo es inadmisible y que las políticas en el marco internacional han de estar motivadas por la búsqueda sincera de paz auténtica. Dice UPyD:

Pacto de Estado que evite las modificaciones de política exterior cuando cambien los gobiernos, que deberá asumir la defensa de los valores democráticos y de los Derechos Humanos, el cumplimiento de las Resoluciones de la ONU y la defensa de los ciudadanos, de los intereses nacionales y el desarrollo de la diplomacia multilateral, como principios rectores de las relaciones internacionales de España.

Por último, la CEE recuerda que la dignidad humana se extiende también a sus necesidades materiales. La iniciativa privada, el trabajo bien hecho, la justa distribución de la riqueza y el cuidado a los más desfavorecidos han de ser prioridades. He escogido tres párrafos:

Diseñar una política industrial que no seleccione los sectores de futuro que han de cambiar el modelo productivo, sino que proporcione las condiciones favorables para que los empresarios puedan hacerlo.

Aprobación de una Ley Nacional de Rentas Mínimas de Inserción (…) en un Sistema coordinado y homologable en cuanto a las condiciones básicas (duración, cuantía, carácter subsidiario, perfil de los beneficiarios, etc) en todo el territorio español.

Mejorar la integración social de los inmigrantes y sus familias con la creación de un Servicio Nacional de Integración de los Inmigrantes que gestione, en cooperación con las administraciones autonómicas y locales, la oficina de atención al inmigrante, la realización de cursos de cultura y lengua española gratuitos, la formación complementaria para los menores en el sistema escolar o la reagrupación familiar.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA LIBERTAD Y EL VALOR DE LA RELIGIÓN

La dignidad y la verdad del ser humano se desarrollan también en el plano de su conciencia y su crecimiento personal. Por eso, la CEE recuerda el valor positivo de la religión, que debe estar presente en las escuelas, y la falta grave que supone la intervención del Estado en la educación moral y religiosa de los hijos. UPyD afirma en su programa o en su manifiesto fundacional:

(…) hacer efectiva la laicidad del Estado, revisión de los actuales acuerdos concordatarios con la Santa Sede y con las demás confesiones religiosas. Lo que UPyD, un partido laico, quiere para España: el Estado laico garantizado por la Constitución.

El artículo 16 CE sobre libertad religiosa, apartado 3, quedará redactado así: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”. UPyD impulsará la laicidad del Estado.

Reconocimiento del alumno como el sujeto del derecho a la educación, cuya formación integral como ciudadano autónomo debe ser objetivo último del sistema educativo. Currículum que inculque las virtudes democráticas, sea respetuoso con todos los sistemas de creencias compatibles con la democracia y excluya el adoctrinamiento ideológico, identitario o religioso. Desarrollo y mejora de la red de centros públicos a fin de que la prestación del servicio público deje de depender de conciertos con entidades privadas. Compromiso educativo por la igualdad entre hombres y mujeres. Coeducación en los centros sostenidos con fondos públicos. Currículum que favorezca la igualdad de la mujer y el uso de un lenguaje contrario a la discriminación.

Insiste también la CEE en que el chantaje terrorista no puede tener carta de legitimidad democrática. UPyD se refiere a ello específicamente:

Restitución del Pacto de Estado por las Libertades y contra el Terrorismo, y de la integridad de la Ley de Partidos para impedir la presencia en las instituciones de organizaciones herederas de Batasuna comprometidas con la consecución política de los fines terroristas.

Y ya está. Confío en que este repaso breve haya ayudado a alguien. El programa en http://www.upyd.es/

VOTAR EN CRISTIANO – EL PROGRAMA ELECTORAL DEL PP

A continuación un repaso al programa electoral del Partido Popular siguiendo, como anteriormente, la nota de la Conferencia Episcopal.

El programa electoral del PP cuenta, por lo visto, con más de cuatrocientas propuestas. Pero el documento que he encontrado y seguido es un resumen de cien compromisos. Se articula en los siguientes bloques: “Estabilidad y reformas para el empleo” (37%), “Educación, camino de oportunidades” (11%), “Comprometidos con el bienestar” (21%), “La administración, motor del cambio” (10%), “Una democracia ejemplar” (11%) y “Política europea y proyección exterior” (10%).

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA VERDAD

La CEE destacaba en este punto que las decisiones políticas deben ser justas y morales. Para serlo no basta con que sean “eficaces” o legítimas desde el punto de vista democrático. El origen de la justicia está en la razón y la verdad, no en las mayorías ni en el poder político. A este respecto, no aparecen las palabras “MORAL”, “RAZÓN” ni “VERDAD” (con este significado). El PP:

El sistema democrático se asienta sobre la actuación de los poderes públicos ajustada a normas jurídicas y sobre instituciones definidas en las que se depositan las potestades públicas. Del adecuado funcionamiento de las instituciones depende el vigor de la vida democrática, la fortaleza y credibilidad del compromiso que vincula a representantes y representados.

Debemos revalorizar el significado de la Constitución como fruto del gran pacto político y de reconciliación entre españoles. En ese acuerdo, y dentro del marco que la Constitución define y garantiza, los españoles hemos alcanzado nuestros mejores éxitos.

Con este sentido de justicia, de moral, de razón y de verdad, la CEE hacía hincapié en la importancia de reconocer el ser específico y natural del matrimonio, orientado a la vida. En el documento del PP no aparece la palabra “MATRIMONIO”:

Queremos contar con las familias para devolver el dinamismo a la sociedad; para mejorar la educación y transmitir valores a nuestros hijos. Y para que las familias puedan desarrollar su inestimable labor de cohesión social deben contar con el apoyo decidido de las administraciones públicas.

Nuestras políticas de igualdad irán dirigidas a que hombres y mujeres puedan organizar con libertad sus proyectos personales y sus responsabilidades familiares.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA

La CEE pone a la persona y su dignidad como preocupación primera. En concreto recuerda que el derecho a la vida debe garantizarse desde la concepción hasta la muerte natural y advierte sobre la perversión de convertir en un derecho lo que no es sino un atentado contra la dignidad humana. El PP:

La maternidad debe estar protegida y apoyada. Promoveremos una ley de protección de la maternidad con medidas de apoyo a las mujeres embarazadas, especialmente a las que se encuentran en situaciones de dificultad. Impulsaremos redes de apoyo a la maternidad. Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores.

También recuerda que el terrorismo es inadmisible y que las políticas en el marco internacional han de estar motivadas por la búsqueda sincera de paz auténtica. El PP:

Promoveremos el reconocimiento y la memoria de las víctimas, y apoyaremos las iniciativas de la sociedad civil en este sentido.

Necesitamos una proyección exterior que elabore respuestas creíbles en las agendas de las organizaciones internacionales, en el G-20, en la cooperación al desarrollo y la lucha contra el hambre y la pobreza.

Mantendremos nuestro compromiso y lealtad con las misiones internacionales que desarrollamos junto a nuestros socios y aliados en la salvaguardia de la paz, los derechos humanos y de nuestra propia seguridad.

Por último, la CEE recuerda que la dignidad humana se extiende también a sus necesidades materiales. La iniciativa privada, el trabajo bien hecho, la justa distribución de la riqueza y el cuidado a los más desfavorecidos han de ser prioridades. Sobre este asunto se proponen muchas cosas, pero he escogido el siguiente párrafo del PP:

Reafirmamos nuestro compromiso para hacer una sociedad integradora con oportunidades para todos. Impulsaremos la labor de la iniciativa social en la atención de los más desfavorecidos, articulando políticas transversales de lucha contra la exclusión social y la pobreza, y ganando en flexibilidad, participación social, coordinación y transparencia.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA LIBERTAD Y EL VALOR DE LA RELIGIÓN

La dignidad y la verdad del ser humano se desarrollan también en el plano de su conciencia y su crecimiento personal. Por eso, la CEE recuerda el valor positivo de la religión, que debe estar presente en las escuelas, y la falta grave que supone la intervención del Estado en la educación moral y religiosa de los hijos. Las palabras “IGLESIA” o “RELIGIÓN” no aparecen en el documento:

Necesitamos que el sistema educativo cuente con las familias y confíe en sus decisiones. Estamos comprometidos con una educación pública de calidad, y una oferta educativa plural de iniciativa social que permita responder a las preferencias de ideario o de modelo pedagógico de las familias.

Insiste también la CEE en que el chantaje terrorista no puede tener carta de legitimidad democrática. El PP:

No negociaremos con terroristas ni por la presión de la violencia ni por el anuncio de su cese. Éste será un principio básico de la política de seguridad del Estado.

Y ya está. Confío en que este repaso breve haya ayudado a alguien. El programa en www.pp.es.

VOTAR EN CRISTIANO – EL PROGRAMA ELECTORAL DEL PSOE

Voy a intentar hacer un repaso de los distintos programas electorales que encuentre, fijándome en los puntos destacados en el último post en referencia a la nota de la Conferencia Episcopal. Por lo tanto no será un repaso exhaustivo ni minucioso y puedo dejarme cosas. Tampoco voy a concentrarme en las propuestas más concretas, sino en las afirmaciones generales, los juicios o los criterios de interpretación de la realidad, que son al fin y al cabo el “origen intelectual” de las propuestas.

Todavía muchos partidos no han publicado su programa en Internet. Sí lo ha hecho el Partido Socialista. El programa electoral del PSOE consta de unas 144 páginas y 4 bloques de propuestas. El primero, “Una economía sana y competitiva”, ocupa un 30% del programa. El segundo, “Lo urgente, el empleo”, un 15%. El tercero, “La igualdad del siglo XXI es la igualdad de oportunidades” es el más extenso (31%). El cuarto, “Democracia”, supone un 20%. Las citas del Programa Electoral las escribo en recuadros.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA VERDAD

La CEE destacaba en este punto que las decisiones políticas deben ser justas y morales. Para serlo no basta con que sean “eficaces” o legítimas desde el punto de vista democrático. El origen de la justicia está en la razón y la verdad, no en las mayorías ni en el poder político. A este respecto, la palabra “RAZÓN” se utiliza dos veces en el documento del PSOE, por 4 de la palabra “MORAL” y ausencia total de la palabra “VERDAD”. El PSOE:

Las democracias modernas están basadas en dos tipos de legitimidades: en origen y de ejercicio. En efecto, las democracias se legitiman cuando funcionan, y son capaces de atender las necesidades y demandas de los ciudadanos. Pero para que las democracias puedan ser eficaces, para que tengan legitimidad a través de su ejercicio, tienen que estar, también, legitimadas en origen, a través de los procesos de conformación de la voluntad popular. Ambas cuestiones están íntimamente conectadas: una condición necesaria para la eficacia de una democracia es su legitimación en origen. Pero por mucho que una democracia esté legitimada procedimentalmente, si no es eficaz, perderá potencia y alcance.

Con este sentido de justicia, de moral, de razón y de verdad, la CEE hacía hincapié en la importancia de reconocer el ser específico y natural del matrimonio, orientado a la vida. El PSOE:

En los últimos años nuestro país se ha convertido en un referente internacional en el reconocimiento de los derechos civiles de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales. Estos profundos cambios en el reconocimiento de la igualdad y la diversidad han traído consigo otros aspectos que requieren de mejoras legislativas e impulsos normativos en ámbitos como la filiación, la educación o la donación de óvulos entre mujeres casadas.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA

La CEE pone a la persona y su dignidad como preocupación primera. En concreto recuerda que el derecho a la vida debe garantizarse desde la concepción hasta la muerte natural y advierte sobre la perversión de convertir en un derecho lo que no es sino un atentado contra la dignidad humana. El PSOE:

La Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo es parte fundamental de las políticas preventivas y del derecho a la salud pública; su aprobación ha supuesto el reconocimiento del derecho de las mujeres a decidir sobre su propia maternidad.

Retomando el proyecto presentado por el Gobierno en esta legislatura, aprobaremos la ley de muerte digna, para regular los derechos de las personas en el proceso del final de la vida.

También recuerda que el terrorismo es inadmisible y que las políticas en el marco internacional han de estar motivadas por la búsqueda sincera de paz auténtica. El PSOE:

Una política exterior que hace compatible la firme defensa de nuestros legítimos intereses con la de los valores que impulsamos para la construcción de un mundo mejor: la democracia, los derechos humanos, la igualdad de oportunidades entre ciudadanos, regiones y países, la solidaridad, la paz y la sostenibilidad.

Por último, la CEE recuerda que la dignidad humana se extiende también a sus necesidades materiales. La iniciativa privada, el trabajo bien hecho, la justa distribución de la riqueza y el cuidado a los más desfavorecidos han de ser prioridades. Este asunto es muy extenso, pero he escogido dos párrafos del PSOE:

Además, la coyuntura económica ha incrementado el número de personas en situación de vulnerabilidad social, que afecta especialmente a los colectivos ya de por sí sujetos a discriminación o susceptibles de exclusión. Esta nueva realidad hace necesario un refuerzo de las políticas destinadas a la inclusión y que reduzcan la reproducción intergeneracional de la pobreza. Asimismo, el sector de acción social (el llamado Tercer Sector), cada vez juega un papel más importante en este ámbito, que se debe reconocer y reforzar adecuadamente.

Pese al desarrollo alcanzado por el Estado del Bienestar, sigue vivo el riesgo de que algunas personas no logren salir de un entorno social de partida desfavorecido y desfavorable, e incluso de que aquellas personas que se encuentren socialmente integradas caigan en la pobreza y la exclusión por decisiones vitales equivocadas o por circunstancias extraordinarias fuera de su control. Para todos ellos hay que asegurar un mínimo suelo social, como fruto de la realización práctica del valor solidaridad y como medio para posibilitar su inclusión social, laboral y económica.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA LIBERTAD Y EL VALOR DE LA RELIGIÓN

La dignidad y la verdad del ser humano se desarrollan también en el plano de su conciencia y su crecimiento personal. Por eso, la CEE recuerda el valor positivo de la religión, que debe estar presente en las escuelas, y la falta grave que supone la intervención del Estado en la educación moral y religiosa de los hijos. El PSOE:

La laicidad del Estado es consustancial a la idea de libertad e igualdad. La inmensa mayoría de los ciudadanos ama la libertad personal frente a imposiciones religiosas.

El futuro de la sociedad depende de la educación, por su carácter igualador y su importancia estratégica para la acumulación de capital humano, vital para el crecimiento en el marco de una economía moderna, innovadora y competitiva.

Debemos favorecer la coeducación. El sexismo y los comportamientos violentos se aprenden desde la infancia por lo que la población diana para trabajar en igualdad debe ser la infancia y las instituciones socializadoras por excelencia: la escuela y las familias. La formación y sensibilización de estos agentes es clave para que la infancia crezca en valores de tolerancia, igualdad y respeto. Para lograrlo es necesario garantizar que no exista separación entre niños y niñas en todos los centros financiados fondos públicos.

Insiste también la CEE en que el chantaje terrorista no puede tener carta de legitimidad democrática. El PSOE:

Consideramos necesario velar por la aplicación de la ley de partidos cuando dice que un partido político podrá ser declarado ilegal cuando en el ejercicio de su actividad vulnere sistemáticamente las libertades y derechos fundamentales, promoviendo, justificando o exculpando los atentados contra la vida o la integridad de las personas.

Y ya está. Confío en que este repaso breve haya ayudado a alguien. El programa completo: http://www.rubalcaba.es/wp-content/uploads/2011/10/programa-generales-201111.pdf.

EL VOTO CRISTIANO EN LAS ELECCIONES DEL 20N

La Conferencia Episcopal Española ha publicado un documento para orientar a los católicos en su reflexión acerca del voto en las próximas elecciones generales. Conviene echarle un vistazo (www.conferenciaepiscopal.es). He aquí un breve resumen y comentario al documento:

¿Hay que votar “en cristiano”? ¿No dijo Jesús “al César lo que es del César”? La fe no es un compartimento estanco de la vida del cristiano. Ha de empapar toda su vida y todas sus decisiones sin excepción. Como cristianos es una exigencia que votemos coherentemente con nuestra conciencia, iluminada y fortalecida por la fe (y, si la conciencia no te dice nada sobre esto del voto… es que tienes que ejercitarla más). Pero como ciudadanos también tenemos la obligación de ofrecer nuestros valores y criterios a la sociedad.

EN DEFENSA DE LA VERDAD

La CEE nos invita a votar conscientes de que la fe cristiana no está ciega simplemente ante una “voluntad divina” arbitraria, sino que es una consecuencia del aprecio por la verdad y la razón. Votar en cristiano no significa pretender trasladar preceptos religiosos al reglamento civil, sino exigir a que el ordenamiento social reconozca la verdad y se someta a la razón, y no alrevés. Por eso, nos recuerda la CEE, que el cristianismo…

“… Se ha referido, en cambio, a la naturaleza y a la razón como verdaderas fuentes del derecho […], la razón abierta al lenguaje del ser”. Nosotros hacemos nuestras consideraciones desde ese horizonte de los fundamentos prepolíticos del derecho…

No se podría hablar de decisiones políticas morales o inmorales, justas o injustas, si el criterio exclusivo o determinante para su calificación fuera el del éxito electoral o el del beneficio material. Esto supondría la subordinación del derecho al poder. Las decisiones políticas deben ser morales y justas, no sólo consensuadas o eficaces; por tanto, deben fundamentarse en la razón acorde con la naturaleza del ser humano. No es cierto que las disposiciones legales sean siempre morales y justas por el mero hecho de que emanen de organismos políticamente legítimos.

Por eso, porque someterse a la verdad y la razón es un precepto válido fuera de la religión también, la CEE menciona la importancia de la familia:

Son también peligrosos y nocivos para el bien común ordenamientos legales que no reconocen al matrimonio en su ser propio y específico, en cuanto unión firme de un varón y una mujer ordenada al bien de los esposos y de los hijos.

EN DEFENSA DE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA

En particular, una verdad que no puede ser ignorada es la de la dignidad propia de cada persona, que es imagen de Dios. Esto implica que ni las personas ni el Estado puede “utilizar al ser humano” como una herramienta para obtener un fin. Cada persona tiene un valor propio y no puede ser instrumentalizado. Es un bien sagrado. Por lo tanto, su vida y su autonomía material han de ser causa de especial protección:

…hemos de llamar de nuevo la atención sobre el peligro que suponen determinadas opciones legislativas que no tutelan adecuadamente el derecho fundamental a la vida de cada ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural, o que incluso llegan a tratar como un derecho lo que en realidad constituye un atentado contra el derecho a la vida…

El terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión justa y razonable de la vida.

Ante los desafíos que se presentan a la comunidad internacional, son necesarias políticas guiadas por la búsqueda sincera de la paz

La grave crisis económica actual reclama políticas sociales y económicas responsables y promotoras de la dignidad de las personas, que propicien el trabajo para todos; que favorezcan la libre iniciativa social en la producción y que incentiven el trabajo bien hecho, así como una justa distribución de las rentas; que corrijan los errores y desvíos cometidos en la administración de la hacienda pública y en las finanzas; que atiendan a las necesidades de los más vulnerables, como son los ancianos, los enfermos y los inmigrantes.

EN DEFENSA DE LA LIBERTAD Y EL VALOR DE LA RELIGIÓN

Como consecuencia de todo lo anterior, los cristianos tenemos el derecho y el deber de exigir el respeto debido al credo religioso de cada uno y de poner en valor la religión cristiana como agente humanizador positivo para las personas y la sociedad en su conjunto. El valor de la libertad personal es, además, incompatible con la violencia y con la mentira.

…los niños y jóvenes han de ser educados de modo que puedan desarrollar lo más posible todas sus capacidades. Hay que evitar imposiciones ideológicas del Estado que lesionen el derecho de los padres a elegir la educación filosófica, moral y religiosa que deseen para sus hijos.

La presencia de la enseñanza de la religión y moral católica en la escuela estatal – como asignatura fundamental opcional – es un modo de asegurar los derechos de la sociedad y de los padres.

Una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población.

Es necesario tutelar el bien común de la nación española en su conjunto, evitando los riesgos de manipulación de la verdad histórica y de la opinión pública por causa de pretensiones separatistas o ideológicas de cualquier tipo.

Me tomo la palabra… Pecado

PECADO (del latín, peccatum)

1.- Según la RAE: transgresión voluntaria de los preceptos religiosos.

Se trata de la primera acepción.

2.- Según Aristóteles: error trágico. En griego, hamartia, “fallo en la meta, no acertar”. Se trata de un error, un fallo, debido a una actitud no consciente.

¡Me ha alegrado mucho leer la primera acepción de la palabra “pecado” en el diccionario electrónico de la RAE! Se trata de una definición que, aunque breve, contiene dos claves importantes:

– Se trata de una transgresión voluntaria. El concepto griego del pecado es, simplemente, “error”. Producido por la falta de conocimiento, no por la falta de amor o por un acto de libertad. El pecado griego es fácil de justificar y disculpar. El pecado cristiano, en cambio, importa. Es una decisión consciente que se puede condenar. Y porque importa el pecado, importa el Perdón.

– Contra los preceptos religiosos. El pecado, tal y como lo entendemos los cristianos, es un contenido religioso y que, por tanto, nos remite a la relación con Dios. No se trata, como en el mundo griego, de un atentado contra “lo sano” o “lo correcto”, entendidos según la forma de vida de la época. Sino de un ataque a “lo sano” o “lo correcto” según los criterios de Dios.

El pecado es un concepto cristiano fundamental. No es “paganizable”, porque el mundo pagano no llega a vislumbrar el pecado tal y como nos lo muestra la revelación que proviene de Dios. No existe el “pecado laico”.

3.- Según el catecismo: es una falta contra el amor verdadero con Dios y con el prójimo. Por lo tanto, una falta también contra la razón, la verdad y la recta conciencia.

4.- Para el perfecto ateo: el pecado no existe.

Es posible que tengamos la tentación, a veces, de rebajar la importancia que el pecado tiene en nuestra fe. Porque nos parece culpabilizador, porque es un concepto negativo, porque no es “atractivo” a la hora de presentarle a otros nuestro cristianismo, porque suena antiguo, porque… Sin embargo, es algo capital. Porque si no hubo pecado, ¿para qué sirvió la Cruz? ¿Y en qué queda la misericordia de Dios? ¿Y de qué fuimos salvados por Jesús?

¡Cuidado con quienes quieren hacernos creer que el pecado no existe o no importa! Satán es el Príncipe de la Mentira. Porque, ¿cuál es el primer pecado que aparece en la Escritura?

5.- El primer pecado que se lee en la Biblia: Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Dios había hecho. Y dijo a la mujer: <así que Dios os ha dicho que no comáis de ningún árbol del huerto>.

La primera aparición del diablo en la Escritura es para cometer el primer pecado: la mentira. Y es muy propio de él procurar que no creamos en el pecado o que no le demos importancia.

6.- San Agustín: el pecado es amor de sí hasta el desprecio de Dios.

Lo que nos remite de nuevo al pasaje del Génesis (cap. 3). La mentira de la serpiente engendró el pecado en el hombre, que quiso ser igual a Dios y al margen de Él.

7. Lo que le toca al cristiano: la conversión exige el reconocimiento del pecado. Así llega el don de la verdad de la conciencia y el don de la certeza de la redención.

DONDE ABUNDÓ EL PECADO, SOBREABUNDÓ LA GRACIA (Rom. 5, 20) es decir…

Y tú, ¿qué opinas?

Hace unos años se hizo una encuesta en un país europeo para conocer la valoración de los ciudadanos respecto al cuidado del medio ambiente en su entorno. De forma genérica, se refería a cosas como la contaminación ambiental, las zonas verdes en la ciudad, la limpieza, las posibilidades de reciclar, las iniciativas públicas de protección del medio, la preservación de los parajes naturales, etc.

El estudio se hizo a lo largo de todo el país. Se preguntaba qué visión tenía el ciudadano de la cuestión ambiental en tres niveles: la propia ciudad, la demarcación territorial amplia (la provincia, por ejemplo) y el conjunto del país.

Los ciudadanos del sur afirmaban que el medio ambiente estaba muy cuidado en su propia ciudad. Regularmente cuidado en el entorno más amplio. Y mal cuidado en el conjunto del país.

Los ciudadanos del norte dieron la misma opinión. Y los del este y los del oeste y los del centro… Dondequiera que se preguntase, las personas tenían una percepción muy buena del medio ambiente en su entorno más conocido, pero creían que la cosa estaba muy mal en el resto de los lugares.

La conclusión, por lo tanto, era llamativa: en todo el país se cuidaba muy bien el medio ambiente, ya que los habitantes de cada sitio así lo afirmaban. Pero, al mismo tiempo, flotaba la opinión de que la situación ambiental era mala en los sitios que no se conocían.

Tal vez estemos viviendo algo semejante con la Iglesia: la mayoría de las personas tienen una opinión positiva de la Iglesia que conocen, pero se sospecha de la Iglesia que no se conoce y de la que no se tiene experiencia directa. Así se forma un ambiente de descrédito, una cierta mala imagen, que muy pocos tienen por conocimiento real pero que se asume de forma generalizada sin apenas resistencias.

Por eso, la pregunta es: ¿qué experiencia tienes tú de la Iglesia? ¿Son experiencias significativas (habituales, permanentes, trascendentes) o anecdóticas (una persona que una vez…) en tu relación con la Iglesia?

DIOS NO COMPITE

Un día un joven que iba en busca de su catequista encontró sobre la mesa de éste un papel manuscrito con la siguiente lista:

– El tiempo que hay que dedicarle al trabajo o al estudio
– Las cargas familiares
– El necesario tiempo de descanso
– Las ocupaciones de la casa
– El círculo de amigos
– El cuerpo
– El tiempo libre

El muchacho entendió que había estado haciendo una lista de todas esas cosas que, en el día a día, nos roban tiempo, fuerzas, ganas… y compiten con las cosas de Dios y del Reino por conseguir nuestra atención. Decidido a enmendarse, el joven se retiró a meditar sobre lo que había leido. Al día siguiente fue a su catequista y le dijo:

Lei la lista que estaba sobre tu mesa sobre las cosas que compiten con Dios para ganarse nuestro tiempo y nuestras opciones. Y estoy resuelto a someter todas esas cosas y ponerlas siempre por detrás de las cosas de Dios. Por eso he decidido que voy a hacer estas renuncias para distribuir mi tiempo y mis energías más en los temas del Reino.

Y empezó a enumerar todos los propósitos que se había marcado. El catequista escuchó al joven y le dejó terminar. Después, le replicó:

Vuelve a leer el papel. En esa lista no hay cosas que compiten con Dios, sino todo lo contrario. Es una lista de aquello que en el día a día debe acercanos a Dios. Dices bien una cosa: hay que someterlas al Reino. Para ello, tienes que hacer que todas esas cosas de la lista se conviertan en una oportunidad de encuentro con Dios. Él no quiere equilibrismos, sino una conversión completa, un hacerlo todo Nuevo.

NO BUSQUES LA CONVIVENCIA CON AQUELLO QUE TE ALEJA DE DIOS, SINO SU TRANSFORMACIÓN

Un chiste…

A propósito del activismo y la ineficiencia…

Dos cristianos se preguntaban por el día de la Parusía, diciendo…

– En estos tiempos, me preocupa que cualquier día de estos vuelva el Señor. ¿Encontrará unida a su Iglesia?

– ¿Unida? No lo sé. Pero seguro que la encuentra reunida.

Tags