Posts Tagged ‘Jóvenes’

VOTAR EN CRISTIANO – EL PROGRAMA ELECTORAL DE UPYD

Unión, Progreso y Democracia es un partido joven que ya tiene representación parlamentaria. Además, se presenta a nivel de toda España, por lo que es interesante repasar su programa electoral (UPyD).

Se trata de un documento de propuestas, una detrás de la otra y sin literatura. Las medidas se justifican en pocas frases con gran rotundidad, por eso en este análisis hace falta tirar de algún otro documento más para responder a todas las cuestiones. Los bloques del programa son los siguientes: reforma de la Ley Electoral (2%), reforma de la Constitución y el Senado (10%), Economía (24%), Educación Deporte e Investigación (12%), Políticas sociales (10%), Sanidad (8%), Justicia (4%), transparencia y lucha contra la corrupción (6%), medio ambiente y gestión del territorio (4%), Cultura (6%) y Política internacional Cooperación y Defensa (10%).

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA VERDAD

La CEE destacaba en este punto que las decisiones políticas deben ser justas y morales. Para serlo no basta con que sean “eficaces” o legítimas desde el punto de vista democrático. El origen de la justicia está en la razón y la verdad, no en las mayorías ni en el poder político. A este respecto, en el documento, las palabras “VERDAD” y “MORAL” no aparecen. La palabra “RAZÓN” aparece cuatro veces, aunque con otro significado. En el documento no hay razonamientos respecto a este asunto (aunque sí muchas medidas de regeneración dirigidas a aumentar la representatividad de los cargos elegidos por sufragio). En su manifiesto fundacional dice:

La base de la ciudadanía democrática es la igualdad en libertad: iguales leyes para todos y todos iguales ante las leyes. Este objetivo exige, como es lógico, la cohesión institucional y simbólica del Estado encargado de definir y garantizar los derechos concretos de los ciudadanos. Pues bien, creemos que esa igualdad está hoy amenazada en España, fundamentalmente por culpa de los excesos de un modelo territorial sometido a constante desbordamiento por las pretensiones nacionalistas. 

Con este sentido de justicia, de moral, de razón y de verdad, la CEE hacía hincapié en la importancia de reconocer el ser específico y natural del matrimonio, orientado a la vida. UPyD afirma en su programa:

Apoyo al desarrollo de las políticas favorables a la igualdad de trato a personas homosexuales. En la petición de adopción de menores por parejas homosexuales, impulso de normas que garanticen la imparcialidad primando siempre el interés del menor.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA

La CEE pone a la persona y su dignidad como preocupación primera. En concreto recuerda que el derecho a la vida debe garantizarse desde la concepción hasta la muerte natural y advierte sobre la perversión de convertir en un derecho lo que no es sino un atentado contra la dignidad humana. El programa de UPyD no incluye nada al respecto, pero sí mantuvo algunos mensajes en su página web:

UPyD se opone a la ley que reconoce un “derecho a abortar” y aboga por una ley despenalizadora que deje en manos de la madre gestante la decisión de interrumpir su embarazo antes de determinado momento de la gestación.

También recuerda que el terrorismo es inadmisible y que las políticas en el marco internacional han de estar motivadas por la búsqueda sincera de paz auténtica. Dice UPyD:

Pacto de Estado que evite las modificaciones de política exterior cuando cambien los gobiernos, que deberá asumir la defensa de los valores democráticos y de los Derechos Humanos, el cumplimiento de las Resoluciones de la ONU y la defensa de los ciudadanos, de los intereses nacionales y el desarrollo de la diplomacia multilateral, como principios rectores de las relaciones internacionales de España.

Por último, la CEE recuerda que la dignidad humana se extiende también a sus necesidades materiales. La iniciativa privada, el trabajo bien hecho, la justa distribución de la riqueza y el cuidado a los más desfavorecidos han de ser prioridades. He escogido tres párrafos:

Diseñar una política industrial que no seleccione los sectores de futuro que han de cambiar el modelo productivo, sino que proporcione las condiciones favorables para que los empresarios puedan hacerlo.

Aprobación de una Ley Nacional de Rentas Mínimas de Inserción (…) en un Sistema coordinado y homologable en cuanto a las condiciones básicas (duración, cuantía, carácter subsidiario, perfil de los beneficiarios, etc) en todo el territorio español.

Mejorar la integración social de los inmigrantes y sus familias con la creación de un Servicio Nacional de Integración de los Inmigrantes que gestione, en cooperación con las administraciones autonómicas y locales, la oficina de atención al inmigrante, la realización de cursos de cultura y lengua española gratuitos, la formación complementaria para los menores en el sistema escolar o la reagrupación familiar.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA LIBERTAD Y EL VALOR DE LA RELIGIÓN

La dignidad y la verdad del ser humano se desarrollan también en el plano de su conciencia y su crecimiento personal. Por eso, la CEE recuerda el valor positivo de la religión, que debe estar presente en las escuelas, y la falta grave que supone la intervención del Estado en la educación moral y religiosa de los hijos. UPyD afirma en su programa o en su manifiesto fundacional:

(…) hacer efectiva la laicidad del Estado, revisión de los actuales acuerdos concordatarios con la Santa Sede y con las demás confesiones religiosas. Lo que UPyD, un partido laico, quiere para España: el Estado laico garantizado por la Constitución.

El artículo 16 CE sobre libertad religiosa, apartado 3, quedará redactado así: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”. UPyD impulsará la laicidad del Estado.

Reconocimiento del alumno como el sujeto del derecho a la educación, cuya formación integral como ciudadano autónomo debe ser objetivo último del sistema educativo. Currículum que inculque las virtudes democráticas, sea respetuoso con todos los sistemas de creencias compatibles con la democracia y excluya el adoctrinamiento ideológico, identitario o religioso. Desarrollo y mejora de la red de centros públicos a fin de que la prestación del servicio público deje de depender de conciertos con entidades privadas. Compromiso educativo por la igualdad entre hombres y mujeres. Coeducación en los centros sostenidos con fondos públicos. Currículum que favorezca la igualdad de la mujer y el uso de un lenguaje contrario a la discriminación.

Insiste también la CEE en que el chantaje terrorista no puede tener carta de legitimidad democrática. UPyD se refiere a ello específicamente:

Restitución del Pacto de Estado por las Libertades y contra el Terrorismo, y de la integridad de la Ley de Partidos para impedir la presencia en las instituciones de organizaciones herederas de Batasuna comprometidas con la consecución política de los fines terroristas.

Y ya está. Confío en que este repaso breve haya ayudado a alguien. El programa en http://www.upyd.es/

VOTAR EN CRISTIANO – EL PROGRAMA ELECTORAL DEL PP

A continuación un repaso al programa electoral del Partido Popular siguiendo, como anteriormente, la nota de la Conferencia Episcopal.

El programa electoral del PP cuenta, por lo visto, con más de cuatrocientas propuestas. Pero el documento que he encontrado y seguido es un resumen de cien compromisos. Se articula en los siguientes bloques: “Estabilidad y reformas para el empleo” (37%), “Educación, camino de oportunidades” (11%), “Comprometidos con el bienestar” (21%), “La administración, motor del cambio” (10%), “Una democracia ejemplar” (11%) y “Política europea y proyección exterior” (10%).

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA VERDAD

La CEE destacaba en este punto que las decisiones políticas deben ser justas y morales. Para serlo no basta con que sean “eficaces” o legítimas desde el punto de vista democrático. El origen de la justicia está en la razón y la verdad, no en las mayorías ni en el poder político. A este respecto, no aparecen las palabras “MORAL”, “RAZÓN” ni “VERDAD” (con este significado). El PP:

El sistema democrático se asienta sobre la actuación de los poderes públicos ajustada a normas jurídicas y sobre instituciones definidas en las que se depositan las potestades públicas. Del adecuado funcionamiento de las instituciones depende el vigor de la vida democrática, la fortaleza y credibilidad del compromiso que vincula a representantes y representados.

Debemos revalorizar el significado de la Constitución como fruto del gran pacto político y de reconciliación entre españoles. En ese acuerdo, y dentro del marco que la Constitución define y garantiza, los españoles hemos alcanzado nuestros mejores éxitos.

Con este sentido de justicia, de moral, de razón y de verdad, la CEE hacía hincapié en la importancia de reconocer el ser específico y natural del matrimonio, orientado a la vida. En el documento del PP no aparece la palabra “MATRIMONIO”:

Queremos contar con las familias para devolver el dinamismo a la sociedad; para mejorar la educación y transmitir valores a nuestros hijos. Y para que las familias puedan desarrollar su inestimable labor de cohesión social deben contar con el apoyo decidido de las administraciones públicas.

Nuestras políticas de igualdad irán dirigidas a que hombres y mujeres puedan organizar con libertad sus proyectos personales y sus responsabilidades familiares.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA

La CEE pone a la persona y su dignidad como preocupación primera. En concreto recuerda que el derecho a la vida debe garantizarse desde la concepción hasta la muerte natural y advierte sobre la perversión de convertir en un derecho lo que no es sino un atentado contra la dignidad humana. El PP:

La maternidad debe estar protegida y apoyada. Promoveremos una ley de protección de la maternidad con medidas de apoyo a las mujeres embarazadas, especialmente a las que se encuentran en situaciones de dificultad. Impulsaremos redes de apoyo a la maternidad. Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores.

También recuerda que el terrorismo es inadmisible y que las políticas en el marco internacional han de estar motivadas por la búsqueda sincera de paz auténtica. El PP:

Promoveremos el reconocimiento y la memoria de las víctimas, y apoyaremos las iniciativas de la sociedad civil en este sentido.

Necesitamos una proyección exterior que elabore respuestas creíbles en las agendas de las organizaciones internacionales, en el G-20, en la cooperación al desarrollo y la lucha contra el hambre y la pobreza.

Mantendremos nuestro compromiso y lealtad con las misiones internacionales que desarrollamos junto a nuestros socios y aliados en la salvaguardia de la paz, los derechos humanos y de nuestra propia seguridad.

Por último, la CEE recuerda que la dignidad humana se extiende también a sus necesidades materiales. La iniciativa privada, el trabajo bien hecho, la justa distribución de la riqueza y el cuidado a los más desfavorecidos han de ser prioridades. Sobre este asunto se proponen muchas cosas, pero he escogido el siguiente párrafo del PP:

Reafirmamos nuestro compromiso para hacer una sociedad integradora con oportunidades para todos. Impulsaremos la labor de la iniciativa social en la atención de los más desfavorecidos, articulando políticas transversales de lucha contra la exclusión social y la pobreza, y ganando en flexibilidad, participación social, coordinación y transparencia.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA LIBERTAD Y EL VALOR DE LA RELIGIÓN

La dignidad y la verdad del ser humano se desarrollan también en el plano de su conciencia y su crecimiento personal. Por eso, la CEE recuerda el valor positivo de la religión, que debe estar presente en las escuelas, y la falta grave que supone la intervención del Estado en la educación moral y religiosa de los hijos. Las palabras “IGLESIA” o “RELIGIÓN” no aparecen en el documento:

Necesitamos que el sistema educativo cuente con las familias y confíe en sus decisiones. Estamos comprometidos con una educación pública de calidad, y una oferta educativa plural de iniciativa social que permita responder a las preferencias de ideario o de modelo pedagógico de las familias.

Insiste también la CEE en que el chantaje terrorista no puede tener carta de legitimidad democrática. El PP:

No negociaremos con terroristas ni por la presión de la violencia ni por el anuncio de su cese. Éste será un principio básico de la política de seguridad del Estado.

Y ya está. Confío en que este repaso breve haya ayudado a alguien. El programa en www.pp.es.

LA VERDAD Y EL DIABLO

Sobre el peligro de creer que nuestra experiencia de Dios ya está completa:

Un día caminaba el diablo junto a un amigo suyo cuando se detuvieron a ver cómo un hombre, delante de ellos, se agachaba y recogía algo del suelo. Entonces, lleno de alegría, lo aferró con fuerza y lo llevó consigo.

– ¿Qué es lo que ha encontrado ese hombre? – le preguntó su amigo al diablo.

– Un trozo de la Verdad.

– Vaya – volvió a decir éste -. Eso debe de ser un muy mal asunto para ti, ¿no?

Pero el diablo le sonrió maliciosamente y le dijo:

– En absoluto. No le servirá de nada. Porque le haré creer que ya ha encontrado la Verdad completa.

JMJ – Jueves

¿Cuánta gente? No sabría decir cuánta, cuánta gente. No es lo importante, pero sí fue lo que me sorprendió. No sé cuántos estábamos entre Alcalá, Cibeles, Colón y Gran Vía el jueves para recibir al Papa. Tal vez dos millones. Tal vez cien mil personas. La marea de gente era tal que soy incapaz de hacer una aproximación.

Lo que sí sé es que nunca había visto a tanta gente junta. Ni por televisión. Si para recibir al Papa había medio millón de personas (que puede ser), entonces aseguro que ninguna otra manifestación o concentración en España (recordemos el No a la Guerra, las manifestaciones del 11-M, la concentración por el día de la familia…) ha llegado nunca a esa cifra, digan lo que digan. No sé cuántos éramos, pero sí puedo compararlo con otros grandes eventos.

Fue asombrosamente natural. Hasta “vulgar”. ¿Qué esperábamos ver? Iba a llegar el Papa, que es un anciano de 84 años. Habría un acto protocolario de recibimiento, nada especialmente emocionante. Un recorrido en coche. Y unas palabras, pocas, en Cibeles. Sin números, sin actuaciones musicales, sin sorpresas… ¿Cómo pudo congregarse tanta gente para “tan poco”?

Y sin embargo, allí estábamos. Y cuando el papamóvil cruzaba a toda pastilla todo el mundo gritaba y aplaudía entusiasmado. Las llaves de la ciudad, saludos formales, encuentro con algunos jóvenes… Sí, más adelante se puso el sombrero y la guirnalda de flores durante un instante. Un gesto nada espectacular, pero que arrancó las risas y los aplausos de los, convendremos, cientos de miles. ¿Cientos de miles de jóvenes reunidos al sol del agosto madrileño para vitorear a un anciano sacerdote? Miles de kilómetros recorridos, cientos de euros gastados por cada peregrino… ¿para eso?

Y nunca nadie en España había reunido a tanta gente. Y todavía no era Cuatrovientos. Seguramente, estaba pasando algo mucho más especial que lo que se apreciaba en TV. ¿Lo viste?

Y si no estaba pasando nada especial, ¿por qué tanto odio entre aquellos a quienes ni les va ni les viene este asunto? La famosa crónica de Fernando Lázaro en EL MUNDO (jueves 18/08/2011) a continuación: http://www.navarraconfidencial.com/2011/08/19/caceria-contra-el-peregrino-en-sol/

JMJ – Martes

Jóvenes. Miles, cientos de miles. Madrid, Sol, el metro, el Retiro. McDonalds, el Corte Inglés. Bajo la tierra, al sol de agosto, en las nubes. Tambores. Gritos. Negros bailando. Coro de niños. Cruces. Cruces. Cruces. Mochilas rojas. Camisetas amarillas. Voluntarios verdes. Chinos, bandera roja. Cuba, Venezuela. Italianos, italianas. Curas, monjas, monjes, hábitos, cordones, sandalias, sombreros. Canciones y palmas. Familia, es decir, Iglesia. Más cruces. La Biblia. JMJ, GMG, WYD. Poca agua. BENTO 16. No tengáis miedo. Seréis mis testigos. Nadie tiene amor más grande. Coreografías. Saludos de un andén a otro. Speak English? Abanicos. Refugios a la sombra. Yo soy español, español, español.

La sangre al corazón y a los pulmones: Cibeles, Alcalá, Recoletos, Colón, Gran Vía. Pocas pantallas para tanta gente. Y no era para ver al Papa, sino “solamente” a Don Antonio María (¿qué tendrá este hombre?). Madrid es una catedral, Cibeles el altar. Las calles, naves central y laterales. Eucaristía, buen amor, acción de gracias, lavatorio de pies, servicio, sacrificio, Pasión, martirio, mesa, cena, familia, compartir, Pan y Vino, Cuerpo y Sangre, entrega, Cruz, Resurrección. Resurrección.

El jueves llega Su Santidad. Los jóvenes de Benedicto XVI. Amén.

El laicismo, otra vez…

Lo primero es lo primero: llevo muchas semanas de viaje y no he podido escribir. Pero me reincorporo ahora con un mensaje de la JMJ. Me gustaría escribir cada uno de estos días un breve resumen de la experiencia que viviré junto a tantos millones de cristianos. Y confío en que os guste.

Últimamente me indigno con las ofensivas laicistas que estamos sufriendo y que tienen un desproporcionado protagonismo en los medios. He escrito al diario ELPAÍS hoy la siguiente carta al Director. No la publicarán, pero me he quedado a gusto. Espero que os pueda servir como “argumentario” frente a los trolls intolerantes de siempre, que solamente pretenden reventar nuestra celebración.

Sr. Director:

Yo iré a la JMJ y estaré allí con millones de jóvenes católicos de todo el mundo, celebrando mi fe. Pero en estos días he visto también el desproporcionado protagonismo que los representantes del laicismo radical están ganando a costa de la JMJ y cómo la prensa les baila el agua con gran descaro y me gustaría aportar algunas reflexiones y datos.

1. EL PAÍS dedica un artículo llamado “la visita del Papa no sale gratis” a glosar los gastos que para el erario público tendrán las JMJ. El que más destaca es el relativo al transporte público, porque los peregrinos tendrán un abono de metro rebajado en un 80%, lo que, según EL PAÍS, supone 20 millones de pérdidas. Se afirma que “Un agosto típico solo se venden 700 abonos. La JMJ ha comprado 600.000”. Por hacer cálculos llanos: si un agosto normal ingresan 10€ por cada uno de los 700 abonos, eso suponen 7000€. Si este agosto la JMJ compra 600.000 abonos a 2€, metro de Madrid está ingresando 1.2 Millones de Euros. De 7.000€ a 1.2 Millones de € va una ganancia para el erario público muy significativa, incluso teniendo en cuenta los 60.000 € que EL PAÍS dice que costará el personal extra.

2. La manifestación convocada bajo el lema “De mis impuestos, al Papa cero” persigue un fin perverso: herir a los católicos y amedrentar a quienes quieren participar libremente. La cosa económica no es más  que una excusa. En primer lugar porque “el Papa” no va a recibir ningún euro de los impuestos de los españoles. El encuentro está financiado por particulares y empresas privadas, no por la Administración Pública. Y el dinero que supuestamente puede costar al Estado (que ya he comentado que es bastante cuestionable) en ningún caso va al Papa ni a la Iglesia Católica, sino a cubrir las necesidades de los participantes en un encuentro. La seguridad, las ambulancias, la limpieza de las calles… son gastos para los jóvenes españoles (que pagamos impuestos para tener esos servicios) y extranjeros. Exactamente del mismo modo que en la organización de un gran evento como un concierto, los carnavales o la marcha del orgullo gay. La organización de las JMJ, la Iglesia Católica y el Papa no reciben ni directa ni indirectamente un euro de las Administraciones Públicas. Por cierto, no vi a estos manifestantes protestar ni acordarse de los 5 millones de parados cuando el Gobierno declaró de interés público otros 14 eventos este año que han supuesto una merma (según EL PAÍS) de ingresos públicos de 263 millones (más de diez veces lo que calculan, de forma manipuladora, para las JMJ).

3. Si la manifestación laicista fuera sincera, no insistiría en transcurrir en contacto con los peregrinos. Si piensan que la Administración del Estado está gastando mal el dinero, deben manifestarse ante los responsables políticos. Y deberían haberlo hecho en el momento en que se tomó la decisión. Dirigir la marcha a los mismos lugares y momentos en que tendrá lugar la JMJ es una maniobra que busca, exclusivamente, notoriedad y provocación. Hicieron lo mismo cuando pretendieron convocar una procesión anticristiana en Pascua, con motivos obscenos y ofensivos.

La buena noticia para todos es que estas semanas veremos a un millón de jóvenes celebrando su fe con alegría y a unos escasos miles (si tienen suerte) quejándose por que los católicos utilicemos nuestro dinero como nos da la gana. En el fondo, lo que pretenden, es quitarnos el carné de ciudadanos. Pues que se chinchen bajo sus pancartas y no enciendan mucho la tele estos días, porque cientos de millones de personas en todo el mundo estaremos a otro rollo mientras ellos se hacen mala sangre.

Envío diocesano en Tenerife. JMJ2011

El pasado sábado estuve en el envío de la Diócesis Nivariense para la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011. Me di cuenta de que no había escrito nada respecto a esta JMJ, así que aprovecharé ese encuentro como excusa.

No estuve propiamente en acto del envío, sino en la noche festiva que le precedió. Me encontré con muchos jóvenes (de 16 ó 17 años casi todos) junto a unos cuantos curas y monjas bailando y riendo en la plaza de una iglesia. Animando el momento estaba Wicho, a quien yo no conocía, y que podéis conocer en este vídeo del encuentro en cuestión (está colgado en http://delegaciondiocesanadejuventud.blogspot.com/).

Inmediatamente después actuamos D2N2 (espero que subamos las actuaciones a la web, o al menos las fotos). Aunque era bastante tarde y hacía un viento terrible, muchos jóvenes permanecieron en la plaza cantando y bailando hasta entradas las once de la noche.

Me fui muy contento. Me encontré con una juventud valiosa, capaz de ser natural y de divertirse en un acto de Iglesia, orgullosa de ir al encuentro del Papa en Madrid este agosto, despreocupada y libre. Estas sensaciones son las que me provoca la JMJ. Tengo unas ganas enormes de ir, de hacer Iglesia, de hacer Juventud. Será un encuentro sin preocupaciones para mí (acostumbrado a participar en la organización de actividades), en el que solamente tendré que disfrutar, sentir, rezar, conocer, jalear al Papa…

Es una gozada sentirse tan a gusto entre tanta gente desconocida y saber, además, que el mundo está recibiendo un mensaje escandaloso y muy contundente. No tengo el dato, pero dudo mucho que nunca en la historia de la humanidad, tanta gente haya estado reunida en el mismo sitio para hacer algo juntos como en alguna JMJ pasada (¿cuatro millones?). A los católicos parece que nos han secuestrado los medios de comunicación e incluso la visibilidad pública, pero somos la fuerza social (en España) con mayor poder de convocatoria. Estoy convencido de ello.

Y esta JMJ será una oportunidad para la juventud, para la fe, para los valores, para la trascendencia… para visibilizarnos y reivindicarnos. Para conocernos, jugar juntos, reír, bailar, orar, celebrar…

¿Te veré en Madrid?

Tags