Posts Tagged ‘Esperanza’

Hitler y la Iglesia Católica

El 5 de marzo de 1933 el Partido Nazi, NSDAP, gana las elecciones en Alemania y confirma a su líder, Adolf Hitler, como canciller del imperio alemán. La República de Weimar da paso al Tercer Reich, una dictadura responsable de la Segunda Guerra Mundial y del Holocausto judío. Con razón la política y la sociedad occidental permanecen, aún hoy, como aturdidas por los ecos de aquella tragedia. En el imaginario colectivo, Hitler y el nazismo son la encarnación de todos los males, el súmmum de lo más terrible y despreciable de que es capaz el ser humano.

Y hay quienes, en su afán por combatir a la Iglesia, intentan asimilar al catolicismo con aquel régimen genocida, pretendidamente cristiano pero, más bien, profundamente ateo y ateizante.

Desde Lutero hasta Hitler, pasando por la kulturkampf de Bismarck en los años setenta del siglo XIX, la Iglesia Católica ha sido insistentemente señalada como un reducto antialemán. La fidelidad de los católicos a Roma ha supuesto un estigma social para ellos en Alemania. El año que Hitler llega al poder, el país germano es protestante y los católicos apenas representan una tercera parte de lo que habían sido siglos atrás.

En las trágicas elecciones de 1933, el NSDAP alcanza el 44% de los votos y la entronización de Hitler tiene lugar en la celebración religiosa del templo luterano de Postdam. Los clérigos protestantes saludan con euforia los resultados y se ponen a los pies del vencedor, erigido líder de lo que, en la práctica, era una nueva iglesia estatal (luterana), los Deutschen Christen, hechos a imagen y semejanza del partido. En cambio, los católicos observan los sucesos con preocupación. La población católica de Alemania no ha votado a Hitler, cuyo ascenso ha sido detenido en los lander con mayoría pro-romana. Ellos han votado al partido Zentrum (que más adelante se integraría en la actual CDU de Merkel), cuyos diputados tienen que personarse en el templo de Postdam por una puerta lateral como gesto de humillación.

Entonces, si Hitler no tuvo el apoyo de los católicos alemanes. ¿Por qué se imputa a la Iglesia la connivencia con el régimen? Tal vez por la firma del Concordato con la Santa Sede (julio 1933) y la actitud del Vaticano hacia el régimen nazi desde entonces hasta el fin de la II Guerra Mundial.

El nuevo gobierno alemán firma el Concordato apenas unos meses después de su toma del poder y de iniciar preocupantes cambios en la estructura institucional del régimen, que terminaría consolidándolo como una “dictadura constitucional”. Lo cierto es que, entonces, la auténtica naturaleza de los planes de NSDAP no había sido revelada. Ni el Papa Pío XI, ni el cardenal Pacelli (nuncio apostólico en Alemania, negociador de los acuerdos y futuro Pío XII) ni nadie podía prever lo que se avecinaba. De hecho, la Delegación Nacional de Judíos Alemanes en 1937 (meses antes de ser disuelta por el régimen) invitaba a los judíos de Alemania a “no dejarse llevar por injustificados sentimientos de pánico”. Si los judíos, primer objetivo de las iras nazis, no detectaron el peligro en 1937, ¿cómo iba a hacerlo la Iglesia Católica cuatro años antes?

Aún así, el mismo año 1937 fue el de la publicación de la encíclica Mit brennender Sorge (Con ardiente preocupación), de la que es posible destacar algunos detalles. Aunque la firmó Pío XI en calidad de Papa, fue redactada por el cardenal Pacelli (próximo Pío XII) a instancia de los obispos alemanes tras detectar los abusos y persecuciones del régimen hitleriano hacia los católicos y la naturaleza perversa del mismo (como su obsesión racial, condenada radicalmente por Roma). Se trata de una encíclica específica para retratar al poder político en Alemania, escrita originalmente en alemán. Ambas cosas suponen una singularidad notable. La carta fue leída en todas las parroquias católicas del país y combatida por la propaganda nazi de Goebbels (Ahora, los curas tendrán que aprender a conocer nuestra dureza, nuestro rigor y nuestra inflexibilidad) hasta el punto de intentar retirarla de la circulación.

En cualquier caso, el Concordato solo era eso, un tratado internacional con un país. No una alianza con un gobierno. Tanto es así que el acuerdo firmado entonces, en 1933, sigue esencialmente vigente en Alemania.

En cuanto a la complicidad o silencio del Vaticano durante la Guerra, conviene hacer algunas aclaraciones. Es cierto que el régimen nazi no fue específicamente condenado por el Vaticano durante el papado de Pío XII. Recordemos que este Papa había sido nuncio en Alemania y promotor de la Mit brennender Sorge, lo que debería bastar para no hacerle sospechoso. No obstante, el Papa sí intentó hacer llegar su mensaje al mundo a través de los mensajes radiofónicos. No olvidemos que Pacelli no era un sacerdote común, sino un diplomático, y dirigió el asunto con bastante mano para evitar desastres. El régimen nazi acabó con la vida de algunos miles de católicos solo por el hecho de serlo. Aún así, las parroquias y los centros de la Iglesia (en Alemania, pero no olvidemos que durante la Guerra Hitler extendió su poder hasta Francia por el oeste y toda Polonia por el este hasta invadir Rusia) eran lugares relativamente seguros desde los que se pudieron salvar centenares de miles de vidas. La política vaticana pretendió, precisamente, salvaguardar a los católicos de los países bajo el yugo nazi y permitir la asistencia a las víctimas.

Tanto es así que tras la Guerra fueron muchos los reconocimientos que el Papa Pío XII recibió del mundo judío. Es conocido el caso del gran rabino de Roma, Israel Zolli, que se convirtió al catolicismo en 1945 bautizándose como Eugenio Pío Zolli precisamente por Pío XII (Eugenio Pacelli). Desde el Times hasta las uniones internacionales de judíos, todos reconocieron el gran esfuerzo del Vaticano por combatir el genocidio nazi, que incluso llegó a ofrecer bienes propios como rescate de prisioneros en 1943. Algunos calculan que a Pío XII se le pueden atribuir directamente 700.000 vidas salvadas de judíos perseguidos (lo que le convierte en el más importante de todos los amigos que los judíos tuvieron ante la Solución Final).

VOTAR EN CRISTIANO – EL PROGRAMA ELECTORAL DEL PUM+J

Algunos partidos minoritarios merecen también cierta cuota de protagonismo, especialmente si buscamos “votar en cristiano” (lo que supone utilizar criterios y prioridades muchas veces minoritarios). Acerca del programa electoral del Partido Por un Mundo + Justo (PUM+J).

El programa electoral del PUM+J está estructurado de un modo diferente. Primero, una presentación de los principios del partido; luego, una declaración de tres objetivos estratégicos; finalmente, diecisiete objetivos acotados para los que se proponen medidas concretas. Los tres objetivos estratégicos son los siguientes:

1º) eliminar la pobreza y la exclusión (lo más urgente)

2º) garantizar la coherencia de la política, interior y exterior, española para permitir el desarrollo de los más necesitados (a medio plazo)

3º) avanzar hacia la construcción de un modelo de desarrollo alternativo (a largo plazo)

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA VERDAD

La CEE destacaba en este punto que las decisiones políticas deben ser justas y morales. Para serlo no basta con que sean “eficaces” o legítimas desde el punto de vista democrático. El origen de la justicia está en la razón y la verdad, no en las mayorías ni en el poder político. A este respecto, en el documento, las palabras “VERDAD”, “RAZÓN” y “MORAL” no aparecen. El PUM+J justifica lo razonable de sus planteamientos diciendo que:

Así, nuestra norma fundamental, en su artículo 10, recoge tanto que el respeto a la dignidad de la persona es el fundamento del orden político y de la paz social como que la propia redacción de la Constitución está en conformidad con la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Con este sentido de justicia, de moral, de razón y de verdad, la CEE hacía hincapié en la importancia de reconocer el ser específico y natural del matrimonio, orientado a la vida. En el documento del PUM+J no aparece la palabra “MATRIMONIO” ni se dice nada al respecto, pero aparece tres veces la perífrasis “IGUALDAD DE GÉNERO” y once veces la palabra “FAMILIA”, especialmente para advertir sobre el peligro de la quiebra del hogar por razones económicas.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA

La CEE pone a la persona y su dignidad como preocupación primera. En concreto recuerda que el derecho a la vida debe garantizarse desde la concepción hasta la muerte natural y advierte sobre la perversión de convertir en un derecho lo que no es sino un atentado contra la dignidad humana. El programa del PUM+J no se pronuncia al respecto (no aparecen las palabras “MADRE”, “MATERNIDAD”, “ABORTO”, “EMBARAZO”, “MUERTE”… con el sentido del texto de la CEE).

También recuerda que el terrorismo es inadmisible y que las políticas en el marco internacional han de estar motivadas por la búsqueda sincera de paz auténtica. El PUM+J establece como objetivos:

Contribuir internacionalmente a la CONSTRUCCIÓN DE LA PAZ para lo cual resulta clave trabajar de manera simultánea, no secuencial, en desarrollo y seguridad, fortalecer el control sobre el comercio español de armas y potenciar los mecanismos existentes para resolver los conflictos internacionales por vías no violentas.

Promocionar la GOBERNANZA GLOBAL y los DERECHOS HUMANOS desde nuestra política exterior.

Por último, la CEE recuerda que la dignidad humana se extiende también a sus necesidades materiales. La iniciativa privada, el trabajo bien hecho, la justa distribución de la riqueza y el cuidado a los más desfavorecidos han de ser prioridades. Este es el asunto tratado más extensamente en el documento. He escogido el primer párrafo del documento y algunos de los objetivos acotados:

Desde el partido Por Un Mundo Más Justo, partimos de la base de que todos los seres humanos son iguales en dignidad y, por tanto, deben tener acceso a una serie de derechos fundamentales. Anteponemos las personas a los beneficios económicos, situando la economía al servicio del desarrollo humano y priorizando la consecución de los Derechos Humanos.

1. Un MODELO DE SOCIEDAD que conciba la economía como un medio al servicio del desarrollo humano.

2. Una POLÍTICA ECONÓMICA equitativa, que se fundamente en una adecuada regulación de los mercados económicos y financieros, una mayor recaudación basada en una fiscalidad redistributiva y en la lucha contra el fraude, y una reorientación de los Presupuestos Generales del Estado desde la perspectiva del impacto social de los mismos.

3. Una política de EMPLEO que garantice un trabajo digno para todos, fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural, asegurando el nivel de renta, luchando contra la destrucción de empleo y creando empleo social.

6. Una política de VIVIENDA Y URBANISMO centrada en posibilitar el acceso a la vivienda a todos los ciudadanos, para lo cual resulta necesario un cambio de modelo urbanístico que apueste por una ciudad compacta frente a la actual ciudad dispersa, la cual genera segregación social, ineficiencia económica, un gran impacto ambiental y derroche energético.

10. Blindaje y fortalecimiento de los SERVICIOS PÚBLICOS, en especial Sanidad, Educación y Atención Social.

11. Una política sobre MIGRACIÓN que apueste claramente por la construcción de una España más solidaria, fraterna, acogedora y que vele por el desarrollo integral de las personas, los pueblos y la humanidad.

14. Reivindicar un sistema internacional de COMERCIO e INVERSIONES más justo, transparente y sostenible, cuyas reglas y principios respondan a objetivos comunes y no a los intereses particulares de unos pocos.

16. Una política de COOPERACIÓN INTERNACIONAL que garantice la COHERENCIA DE POLÍTICAS para el desarrollo sostenible y un incremento tanto en cantidad como en calidad de la Ayuda Oficial al Desarrollo española.

RESPECTO A LA DEFENSA DE LA LIBERTAD Y EL VALOR DE LA RELIGIÓN

La dignidad y la verdad del ser humano se desarrollan también en el plano de su conciencia y su crecimiento personal. Por eso, la CEE recuerda el valor positivo de la religión, que debe estar presente en las escuelas, y la falta grave que supone la intervención del Estado en la educación moral y religiosa de los hijos. Las palabras “IGLESIA” o “RELIGIÓN” no aparecen en el documento:

Aportar herramientas, en la Educación Primaria y Secundaria, para que la persona pueda desarrollarse plenamente tanto a nivel familiar y laboral como social y político:

– Mayor esfuerzo de planificación y asesoramiento al profesorado para que sepa evaluar qué es capaz de hacer el alumno con el conocimiento adquirido y no sólo evaluar cuánta información puede aportar el alumno ante una pregunta cerrada. Además, el profesorado debe fomentar no sólo la formación de ciudadanos conscientes de sus deberes y derechos, sino ciudadanos responsables que se impliquen por mejorar el mundo en el que les ha tocado vivir.

– Adquirir el alumno un espíritu libre, crítico, curioso, emprendedor, participativo, democrático y solidario. Capacitarlo para elegir, expresarse en público, trabajar en equipo y tomar decisiones de manera consensuada con sus compañeros.

Insiste también la CEE en que el chantaje terrorista no puede tener carta de legitimidad democrática. El PUM+J no se pronuncia específicamente al respecto.

Y ya está. Confío en que este repaso breve haya ayudado a alguien. El programa en http://porunmundomasjusto.com/es/elecciones-2011-elecciones-generales/programa-noviembre-2011

JMJ – Jueves

¿Cuánta gente? No sabría decir cuánta, cuánta gente. No es lo importante, pero sí fue lo que me sorprendió. No sé cuántos estábamos entre Alcalá, Cibeles, Colón y Gran Vía el jueves para recibir al Papa. Tal vez dos millones. Tal vez cien mil personas. La marea de gente era tal que soy incapaz de hacer una aproximación.

Lo que sí sé es que nunca había visto a tanta gente junta. Ni por televisión. Si para recibir al Papa había medio millón de personas (que puede ser), entonces aseguro que ninguna otra manifestación o concentración en España (recordemos el No a la Guerra, las manifestaciones del 11-M, la concentración por el día de la familia…) ha llegado nunca a esa cifra, digan lo que digan. No sé cuántos éramos, pero sí puedo compararlo con otros grandes eventos.

Fue asombrosamente natural. Hasta “vulgar”. ¿Qué esperábamos ver? Iba a llegar el Papa, que es un anciano de 84 años. Habría un acto protocolario de recibimiento, nada especialmente emocionante. Un recorrido en coche. Y unas palabras, pocas, en Cibeles. Sin números, sin actuaciones musicales, sin sorpresas… ¿Cómo pudo congregarse tanta gente para “tan poco”?

Y sin embargo, allí estábamos. Y cuando el papamóvil cruzaba a toda pastilla todo el mundo gritaba y aplaudía entusiasmado. Las llaves de la ciudad, saludos formales, encuentro con algunos jóvenes… Sí, más adelante se puso el sombrero y la guirnalda de flores durante un instante. Un gesto nada espectacular, pero que arrancó las risas y los aplausos de los, convendremos, cientos de miles. ¿Cientos de miles de jóvenes reunidos al sol del agosto madrileño para vitorear a un anciano sacerdote? Miles de kilómetros recorridos, cientos de euros gastados por cada peregrino… ¿para eso?

Y nunca nadie en España había reunido a tanta gente. Y todavía no era Cuatrovientos. Seguramente, estaba pasando algo mucho más especial que lo que se apreciaba en TV. ¿Lo viste?

Y si no estaba pasando nada especial, ¿por qué tanto odio entre aquellos a quienes ni les va ni les viene este asunto? La famosa crónica de Fernando Lázaro en EL MUNDO (jueves 18/08/2011) a continuación: http://www.navarraconfidencial.com/2011/08/19/caceria-contra-el-peregrino-en-sol/

JMJ – Martes

Jóvenes. Miles, cientos de miles. Madrid, Sol, el metro, el Retiro. McDonalds, el Corte Inglés. Bajo la tierra, al sol de agosto, en las nubes. Tambores. Gritos. Negros bailando. Coro de niños. Cruces. Cruces. Cruces. Mochilas rojas. Camisetas amarillas. Voluntarios verdes. Chinos, bandera roja. Cuba, Venezuela. Italianos, italianas. Curas, monjas, monjes, hábitos, cordones, sandalias, sombreros. Canciones y palmas. Familia, es decir, Iglesia. Más cruces. La Biblia. JMJ, GMG, WYD. Poca agua. BENTO 16. No tengáis miedo. Seréis mis testigos. Nadie tiene amor más grande. Coreografías. Saludos de un andén a otro. Speak English? Abanicos. Refugios a la sombra. Yo soy español, español, español.

La sangre al corazón y a los pulmones: Cibeles, Alcalá, Recoletos, Colón, Gran Vía. Pocas pantallas para tanta gente. Y no era para ver al Papa, sino “solamente” a Don Antonio María (¿qué tendrá este hombre?). Madrid es una catedral, Cibeles el altar. Las calles, naves central y laterales. Eucaristía, buen amor, acción de gracias, lavatorio de pies, servicio, sacrificio, Pasión, martirio, mesa, cena, familia, compartir, Pan y Vino, Cuerpo y Sangre, entrega, Cruz, Resurrección. Resurrección.

El jueves llega Su Santidad. Los jóvenes de Benedicto XVI. Amén.

El laicismo, otra vez…

Lo primero es lo primero: llevo muchas semanas de viaje y no he podido escribir. Pero me reincorporo ahora con un mensaje de la JMJ. Me gustaría escribir cada uno de estos días un breve resumen de la experiencia que viviré junto a tantos millones de cristianos. Y confío en que os guste.

Últimamente me indigno con las ofensivas laicistas que estamos sufriendo y que tienen un desproporcionado protagonismo en los medios. He escrito al diario ELPAÍS hoy la siguiente carta al Director. No la publicarán, pero me he quedado a gusto. Espero que os pueda servir como “argumentario” frente a los trolls intolerantes de siempre, que solamente pretenden reventar nuestra celebración.

Sr. Director:

Yo iré a la JMJ y estaré allí con millones de jóvenes católicos de todo el mundo, celebrando mi fe. Pero en estos días he visto también el desproporcionado protagonismo que los representantes del laicismo radical están ganando a costa de la JMJ y cómo la prensa les baila el agua con gran descaro y me gustaría aportar algunas reflexiones y datos.

1. EL PAÍS dedica un artículo llamado “la visita del Papa no sale gratis” a glosar los gastos que para el erario público tendrán las JMJ. El que más destaca es el relativo al transporte público, porque los peregrinos tendrán un abono de metro rebajado en un 80%, lo que, según EL PAÍS, supone 20 millones de pérdidas. Se afirma que “Un agosto típico solo se venden 700 abonos. La JMJ ha comprado 600.000”. Por hacer cálculos llanos: si un agosto normal ingresan 10€ por cada uno de los 700 abonos, eso suponen 7000€. Si este agosto la JMJ compra 600.000 abonos a 2€, metro de Madrid está ingresando 1.2 Millones de Euros. De 7.000€ a 1.2 Millones de € va una ganancia para el erario público muy significativa, incluso teniendo en cuenta los 60.000 € que EL PAÍS dice que costará el personal extra.

2. La manifestación convocada bajo el lema “De mis impuestos, al Papa cero” persigue un fin perverso: herir a los católicos y amedrentar a quienes quieren participar libremente. La cosa económica no es más  que una excusa. En primer lugar porque “el Papa” no va a recibir ningún euro de los impuestos de los españoles. El encuentro está financiado por particulares y empresas privadas, no por la Administración Pública. Y el dinero que supuestamente puede costar al Estado (que ya he comentado que es bastante cuestionable) en ningún caso va al Papa ni a la Iglesia Católica, sino a cubrir las necesidades de los participantes en un encuentro. La seguridad, las ambulancias, la limpieza de las calles… son gastos para los jóvenes españoles (que pagamos impuestos para tener esos servicios) y extranjeros. Exactamente del mismo modo que en la organización de un gran evento como un concierto, los carnavales o la marcha del orgullo gay. La organización de las JMJ, la Iglesia Católica y el Papa no reciben ni directa ni indirectamente un euro de las Administraciones Públicas. Por cierto, no vi a estos manifestantes protestar ni acordarse de los 5 millones de parados cuando el Gobierno declaró de interés público otros 14 eventos este año que han supuesto una merma (según EL PAÍS) de ingresos públicos de 263 millones (más de diez veces lo que calculan, de forma manipuladora, para las JMJ).

3. Si la manifestación laicista fuera sincera, no insistiría en transcurrir en contacto con los peregrinos. Si piensan que la Administración del Estado está gastando mal el dinero, deben manifestarse ante los responsables políticos. Y deberían haberlo hecho en el momento en que se tomó la decisión. Dirigir la marcha a los mismos lugares y momentos en que tendrá lugar la JMJ es una maniobra que busca, exclusivamente, notoriedad y provocación. Hicieron lo mismo cuando pretendieron convocar una procesión anticristiana en Pascua, con motivos obscenos y ofensivos.

La buena noticia para todos es que estas semanas veremos a un millón de jóvenes celebrando su fe con alegría y a unos escasos miles (si tienen suerte) quejándose por que los católicos utilicemos nuestro dinero como nos da la gana. En el fondo, lo que pretenden, es quitarnos el carné de ciudadanos. Pues que se chinchen bajo sus pancartas y no enciendan mucho la tele estos días, porque cientos de millones de personas en todo el mundo estaremos a otro rollo mientras ellos se hacen mala sangre.

Envío diocesano en Tenerife. JMJ2011

El pasado sábado estuve en el envío de la Diócesis Nivariense para la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011. Me di cuenta de que no había escrito nada respecto a esta JMJ, así que aprovecharé ese encuentro como excusa.

No estuve propiamente en acto del envío, sino en la noche festiva que le precedió. Me encontré con muchos jóvenes (de 16 ó 17 años casi todos) junto a unos cuantos curas y monjas bailando y riendo en la plaza de una iglesia. Animando el momento estaba Wicho, a quien yo no conocía, y que podéis conocer en este vídeo del encuentro en cuestión (está colgado en http://delegaciondiocesanadejuventud.blogspot.com/).

Inmediatamente después actuamos D2N2 (espero que subamos las actuaciones a la web, o al menos las fotos). Aunque era bastante tarde y hacía un viento terrible, muchos jóvenes permanecieron en la plaza cantando y bailando hasta entradas las once de la noche.

Me fui muy contento. Me encontré con una juventud valiosa, capaz de ser natural y de divertirse en un acto de Iglesia, orgullosa de ir al encuentro del Papa en Madrid este agosto, despreocupada y libre. Estas sensaciones son las que me provoca la JMJ. Tengo unas ganas enormes de ir, de hacer Iglesia, de hacer Juventud. Será un encuentro sin preocupaciones para mí (acostumbrado a participar en la organización de actividades), en el que solamente tendré que disfrutar, sentir, rezar, conocer, jalear al Papa…

Es una gozada sentirse tan a gusto entre tanta gente desconocida y saber, además, que el mundo está recibiendo un mensaje escandaloso y muy contundente. No tengo el dato, pero dudo mucho que nunca en la historia de la humanidad, tanta gente haya estado reunida en el mismo sitio para hacer algo juntos como en alguna JMJ pasada (¿cuatro millones?). A los católicos parece que nos han secuestrado los medios de comunicación e incluso la visibilidad pública, pero somos la fuerza social (en España) con mayor poder de convocatoria. Estoy convencido de ello.

Y esta JMJ será una oportunidad para la juventud, para la fe, para los valores, para la trascendencia… para visibilizarnos y reivindicarnos. Para conocernos, jugar juntos, reír, bailar, orar, celebrar…

¿Te veré en Madrid?

If it be your will

Traducción-versión de la magnífica canción de Leonard Cohen (reciente premio Príncipe de Asturias de las letras) If it be your will.

Si es tu Voluntad, cesaré mi voz.
Dejaré de hablar. Como antes, Señor,
como antes de Ti. Callado habré de estar.
Me mantendré así si es tu Voluntad.
·
Si es tu Voluntad que se alce una voz
que arroje Verdad, yo seré canción.
Aunque en muerte esté tu Amor haré alabar.
Yo lo cantaré si es tu Voluntad.
·
Si es tu Voluntad, te suplico, Señor,
que halle tu bondad aquel corazón
que llama a tu puerta con un gemido mortal.
Y que la encuentre abierta. Si es tu Voluntad.
·
Y ata nuestra fe con lazos de luz.
Que el amanecer nos halle en tu Cruz.
Hazme ver tu Amor. Tu rostro, Dios, tu paz,
tu Resurrección. Si es tu Voluntad.
Si es tu Voluntad.

Una meditación de Pascua

Una meditación acerca de este tiempo de Pascua (lee Lucas 24, 13-35)

¿Y si Cristo no hubiera resucitado?

San Pablo responde a esta cuestión en su primera carta a los Corintios: “si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra fe y nuestra predicación no tiene sentido”, y añade que “si nuestra esperanza en Cristo acaba en esta vida, somos los hombres más desgraciados”. La Resurrección de Jesús no es, por tanto, una intuición o un deseo. No es, tampoco, una forma de expresar que su recuerdo permanece. La Resurrección de Jesús es un acontecimiento histórico de fe. Jesús ha resucitado y vive y permanece con nosotros en cuerpo y alma en la Eucaristía.

Es muy importante combatir la tentación de ver en la Resurrección una teoría, un mito, una utopía, una fábula… porque es un acontecimiento único e irrepetible: Jesús de Nazaret, hijo de María, que en el crepúsculo del viernes fue bajado muerto de la cruz y sepultado, sale vencedor de la tumba cuando, al amanecer del primer día tras el sábado, sus discípulos hallaron el sepulcro vacío y le vieron a él en multitud de ocasiones.

La Resurrección confirma que Dios sí estaba en la Cruz. Que incluso en el momento de muerte, Dios es Señor de la vida. Que nada se le escapa. Que es bueno y todopoderoso. Y que la vida en abundancia se tiene estando dentro de su voluntad. ¿Qué queda si no hay Resurrección? Solamente este mundo, sujeto al dolor y la muerte, sin soluciones. Si apostar por Dios es solamente apostar por la muerte, ¿qué sentido puede tener hacerlo? Pero la Resurrección nos promete que la carta de Dios es la de la vida abundante, la vida eterna, la vida que no termina.

La vida eterna que tenemos prometida los cristianos empieza hoy mismo y supone la muerte en nosotros del pecado, de todo lo que ensucia nuestra dignidad de hijos, nuestra semejanza con el Creador. La Resurrección la tenemos prometida si antes pasamos por la muerte de la Cruz, que es la negación de uno mismo producida bajo el signo del mandamiento del amor. La Resurrección no es un todo acaba bien, sino un “acaba bien lo que va bien”. La Resurrección solamente es posible si la Cruz es abrazada

Cuando nos sentimos en muerte por estar alejados de Dios, la Resurrección viene por la conversión: que es la confesión de los pecados y el cambio de vida (la muerte del hombre pecador y el nacimiento del hombre nuevo). Cuando estamos atascados en experiencias de dolor y de muerte la Resurrección no consiste en que se solucionen “a nuestra manera”, sino en que Dios aparezca en esa Cruz. Sabiendo que, mientras se está en la Cruz, no siempre es posible reconocer a Dios (Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?). La Resurrección es, ante todo, el encuentro con el Padre providente.

Por lo tanto:

la Resurrección de Jesús es un acontecimiento histórico central de la fe.

si compartimos la muerte de Cristo, compartimos también su Resurrección.

Jesús está realmente vivo y Resucitado, hoy.

El mercadillo de Satanás

Hace un tiempo atrás Satanás montó un puesto en un mercadillo de segunda mano. Allí estaban, agrupados en pequeños grupos, todas sus brillantes baratijas. Tenía herramientas que ayudaban a romper, a malograr. También había lentes de aumento para aumentar la propia importancia, y que si mirabas por el otro lado, podías usarlos para disminuir a los demás o incluso a uno mismo.

En el suelo estaba la usual variedad de herramientas de jardinería con la garantía de hacer crecer la soberbia: el rastrillo del desprecio, el azadón de los celos para cavar un abismo entre uno y el prójimo, las herramientas del chisme y la calumnia, de egoísmo y apatía. Todos estos utensilios eran agradables a la vista y venían llenos de promesas y garantías de prosperidad. Lo precios, claro está, no eran muy baratos; ¡pero no había que preocuparse!, tenía grandes facilidades de pago para todos los clientes. “¡Llévelo a casa, úselo, no se preocupe que lo pagará más tarde!” era la frase favorita del Diablo.

El visitante notó dos herramientas desconocidas y muy desgastadas en una esquina. Y sin ser ni cercanamente tan atractivas como los otros objetos, le pareció raro que estas dos herramientas tuvieran un precio mucho más alto que las demás.

Cuando preguntó por qué era esto, Satanás sólo sonrió y dijo: “Bueno, eso es porque yo las uso muchísimo. Si no tuvieran tan mala apariencia la gente las vería como son realmente.” El Diablo señaló las herramientas diciendo: “Mira, esa es la propia inseguridad y la otra es la desesperanza, y sin ellas todas las demás son prácticamente inútiles.”

QUERIDO HEDÓFILO…

En los años cuarenta del siglo XX, el escritor británico C.S. Lewis escribe sus “Cartas del diablo a su sobrino” (The Screwtape letters, en su título original en inglés), una novela que consiste en las epístolas que el viejo demonio Escrutopo envía a su sobrino Orugario, aconsejándole acerca de cómo tentar a un humano. El libro es altamente recomendable. En “MisionArte con Palabras” cogemos la idea y proponemos algunas nuevas cartas.

BIENAVENTURADOS LOS QUE LLORAN, PORQUE ELLOS SERÁN CONSOLADOS (Mt. 5,4)

Querido Hedófilo:

Me escribes preocupado por tu próximo cometido con esos jóvenes que, a pesar de todo, perseveran en la religión. ¡No hay causa justificada para esa alarma! Es cierto que, como dices, el Enemigo les está poniendo todas las facilidades. ¡Tanto mejor! Recuerda que cuanto más protegidos se sientan, más sencillo será tu trabajo.

No voy a recordarte (sería una insensatez hacerlo, dado que pasaste con nota el examen de Teoría de la Tentación) que debes impedir que se acerquen con autenticidad a la más humillante de las derrotas que hemos sufrido nunca: la Cruz. Sé que la sola mención de su nombre te seca la garganta, pero te sorprendería saber la poca comprensión que los pacientes humanos experimentan hacia Ella. ¡No han entendido nada!

Ahora bien, para cumplir el objetivo específico de tu misión te daré algunas recomendaciones, fruto de mi propia experiencia.

  1. Procura que sientan pánico y frustración ante el mínimo dolor. Que huyan de él. Ya sabes que el Enemigo les ha enseñado que la… Cruz (disculpa, pero me cuesta incluso escribirlo) es el centro de su “obra salvadora”. ¡No permitas que lo crean! Recuérdales sus momentos de mayor placer (especialmente si procede de algún acto egoísta) e intenta que deseen ciegamente recuperarlos a toda costa, alimentando su “recuerdo” de felicidad. Tienes que servirte de la técnica, muy antigua ya pero que aun está de moda, de que asocien el dolor con la infelicidad. Te sorprenderá comprobar que es mucho más fácil de lo que parece a pesar de que, evidentemente, tal razonamiento no superaría un examen superficial. Nublar el juicio de un humano es pan comido para un tentador sagaz.
  2. Debes impedir a toda costa que tengan momentos de reflexión. En esos momentos es más probable que se den cuenta del vacío que dejan en ellos esas formas de “felicidad” que practican. En su lugar, alimenta sus ansias por consumir felicidad barata. Ya sabes a qué me refiero. Insiste en la idea de que las cosas del mundo les bastan. Colegas, fiestas, descontrol, televisión, videojuegos… Incluso, puedes llevar a cabo una obra maestra si insertas en ellos costumbres como las sonrisas ensayadas o la dinámica del “buen rollito” entre ellos. Permíteles pequeñas obras de repugnante Caridad… las suficientes para que crean que ya hacen las cosas bien. No empieces a preocuparte hasta que uno de tus pacientes renuncie verdaderamente a sí mismo por otra persona.
  3. Convence a tus jóvenes de que… “en el término medio está la virtud”. Esta frase nos ha dado ya muchísimas victorias en el pasado y sigue haciéndolo aún hoy. Hazles creer que la radicalidad del… Ev… Evan… ugh, me horroriza escribir esto… E-van-ge-lio… es cosa de otros tiempos, de otras épocas. Que piensen que los tiempos de auténticos santos y mártires son pretérito pluscuamperfecto. Por supuesto, nada que tenga que ver con sus vidas. Cruz florida

Finalmente, estimado Hedófilo, cuídate mucho de que no vivan el dolor con intensidad. He descubierto que, de lo contrario, combatirás donde el Enemigo es un verdadero experto. Insisto: acuérdate de que la… Cruz… fue un funesto “caballo de Troya” para el Padre del Abismo.

Tu cariñoso tío,

ESCRUTOPO

Tags