Nuestros esquemas mentales…

Nasrudín llegó a ser primer ministro del rey. En cierta ocasión, mientras deambulaba por el palacio, vio por primera vez en su vida un halcón real.

Hasta entonces, Nasrudín jamás había visto semejante clase de paloma. De modo que tomó unas tijeras y cortó con ellas las garras, las alas y el pico del halcón.

“Ahora pareces un pájaro como es debido. Tu cuidador te ha tendido muy descuidado”.

Un hombre, a quien creían muerto, fue llevado por sus amigos al cementerio. Cuando estaban a punto de enterrarlo, el hombre revivió y comenzó a golpear la tapa del féretro.

Al abrirlo, el hombre se incorporó: ”¿Qué estáis haciendo”?, dijo a los sorprendidos asistentes. “¡Estoy vivo! No he muerto”.

Sus palabras fueron recibidas con asombrado silencio. Al fin, uno de los presentes dijo: ”Amigo, tanto los médicos como los sacerdotes han certificado que habías muerto. ¿Cómo van a equivocarse los expertos?“

Así que volvieron a atornillar la tapa del féretro y lo enterraron debidamente.

Leave a Reply

*

Tags