Archive for February 2011

El discurso del monte (1)

Viendo la multitud, Jesús subió al monte. Se sentó y se le acercaron sus discípulos. Entonces empezó a hablar enseñándoles (Mateo 5, 1-2):

La felicidad está en los intransigentes. La felicidad está en los radicales. La felicidad está en los fanáticos. Los favoritos de Dios son los que no negocian, los que no dialogan. Porque los otros: los tolerantes, los moderados, los razonables… ¡ésos, regatean con Dios y comercian con su fe! De verdad, de verdad os digo: en el punto medio NO está la virtud. En verdad, en verdad os digo: la fe importa. Los que se disculpan, los que relativizan, acaban llenando su vida de pecados hasta que la mierda les cubre las cejas. Felices los que tienen una vida radicalmente arreglada a la voluntad de Dios, porque vivirán realmente libres de basura y podrán ver su rostro (Mateo 5, 8).

Vosotros tenéis misión encargada por el mismo Dios de purificar el mundo. ¡Ay de vosotros si consentís la impureza en vuestra propia vida! Si los que limpian caminan esparciendo la mierda, ¿quién va a limpiar? Mirad, Dios espera de vosotros que seáis el faro de la humanidad. Pero si permitís la mediocridad en vuestra vida es como si mancharais el faro y la luz ya no alumbrara a nadie. Que vuestra luz alumbre a todos los hombres, que vean vuestra lealtad a Dios y, de esta forma, le alaben a Él (Mateo 5, 13-16).

Habéis oído lo que se dice: “por una vez no pasa nada” o “Dios es tan bueno que disculpa mis errores” o “el infierno y Satán no existen”. Pues yo os digo que nada de eso es verdad. Algunos, que se creen disculpados, estarán en el infierno eternamente. Satán os busca para nublar vuestro juicio y haceros pensar que todo es relativo y la fe no es tan importante. Si no cumplís los mandamientos de Dios mejor que los curas, que los catequistas, mejor que vuestros padres… no pisaréis el Reino. Se cumplirá cada coma y cada tilde de la ley, os lo aseguro (Mateo 5, 17-20).

También habéis oído decir: “yo soy bueno, no hago daño a nadie”. Pues yo os digo que si no estás dispuesto a morir para evitarle daño a un hermano, no entrarás en el Reino. Y habéis oído: “Dios dijo que fuéramos hermanos, pero no primos”. Pues si no estáis dispuestos a ser humillados, despreciados y ridiculizados por amor a un hermano, no pisaréis el Reino. También habéis oído: “yo perdono pero no olvido”. Pues yo os digo que perdonéis y olvidéis no una vez, sino setenta veces siete (Mateo 5, 21-42).

Tú, no seas como los demás. No te conformes con no hacer el mal. Haz el bien y no permitas que las malas intenciones y los malos pensamientos acaparen tu corazón ni tu mente, pues Dios conoce también esas infidelidades. Ama hasta que te duela. Ama, especialmente al que te odia, al que te cae mal, al que te traiciona, al que te la juega, al que no soportas. Con el corazón y con las obras. Que tu fe y tu vida no sean mediocres, ni moderadas. Dios es perfecto: sé tú también perfecto como Dios (Mateo 5, 43-48).

Tú no camines cuesta abajo. Si me sigues, será una cuesta hacia arriba y con una pesada cruz entre los brazos. Pero Dios no te faltará. Huye del camino fácil. No escojas la puerta ancha. Tú esfuérzate por pasar por la puerta estrecha (Mateo 7, 13-14).

Entonces los discípulos se  asombraban más y más, diciéndose unos a otros: ¿quién podrá salvarse entonces? Entonces Jesús, mirándoles, les dijo: Para los hombres todo esto es imposible, pero para Dios no, porque todo es posible para Dios (Marcos 10, 26-27).

/* Font Definitions */ @font-face {font-family:”Cambria Math”; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:roman; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1610611985 1107304683 0 0 159 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”,”serif”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:ES; mso-fareast-language:ES;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; font-size:10.0pt; mso-ansi-font-size:10.0pt; mso-bidi-font-size:10.0pt;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –> Habéis oído lo que se dice: “por una vez no pasa nada” o “Dios es tan bueno que disculpa mis errores” o “el infierno y Satán no existen”. Pues yo os digo que nada de eso es verdad. Algunos, que se creen disculpados, estarán en el infierno eternamente. Satán os busca para nublar vuestro juicio y haceros pensar que todo es relativo y la fe no es tan importante. Si no cumplís los mandamientos de Dios mejor que los curas, que los APJs, mejor que vuestros padres… no pisaréis el Reino. Se cumplirá cada coma y cada tilde de la ley, os lo aseguro.s oído lo que se dice: “por una vez no pasa nada” o “Dios es tan bueno que disculpa mis errores” o “el infierno y Satán no existen”. Pues yo os digo que nada de eso es verdad. Algunos, que se creen disculpados, estarán en el infierno eternamente. Satán os busca para nublar vuestro juicio y haceros pensar que todo es relativo y la fe no es tan importante. Si no cumplís los mandamientos de Dios mejor que los curas, que los APJs, mejor que vuestros padres… no pisaréis el Reino. Se cumplirá cada coma y cada tilde de la ley, os lo aseguro.

Tags