riqueza

La divina providencia y la riqueza

No son compatibles.

Sencillamente no se puede experimentar la providencia sin necesidades.

La providencia indica que Dios baja a socorrernos. Pero ¿cómo darte cuenta que Dios baja a ayudarte si no crees que necesites ayuda?.

Por eso la pobreza evangélica es bienaventurada. Porque los pobres de espíritu ven día a día cómo tienen un Dios que auxilia en sus éxitos y fracasos.

Los que tienen cubiertas sus necesidades no lo ven, porque todo lo que consiguen parece, engañosamente, alcanzado gracias a su esfuerzo o sus méritos.

Para los ricos, la providencia de Dios es el plan B.

 

Navidad. Es tiempo de mirar hacia arriba.

Los cristianos comenzamos el año a la vez que el resto de las personas, pero mirando hacia arriba.

En unas fechas en las que la mayor alegría para muchos es conseguir el último cachivache tecnológico, disfrutar de unos días con sus seres queridos o simplemente descansar del trabajo, para los Cristianos estas son las fechas del Emmanuel, del Dios con nosotros.

En estas fechas, Dios ha escuchado a su pueblo, oprimido, entre el paro, la corrupción, la tiranía de los fuertes, el sinsentido de tantas vidas grises y de tantas horas vacías. Dios ha escuchado a su pueblo en pleno siglo XXI, afixiado por tanta información, por tanta política, por tantos intereses, por tanta debilidad.

Y Dios ha enviado un salvador.

Lo ha enviado para iluminar a su pueblo que vive en tinieblas y en sobra de muerte, un pueblo cegado por lo inmediato, por el aparentar, por el sobrevivir, por el acomodarse.

No se ha reservado a su propio hijo, sino que lo ha encarnado para que sea la luz y la guía de todo aquel que lo quiera acoger.

Al contrario de lo que cree todo el mundo, sólo puede nacer la navidad en los corazones pobres, humildes, afligidos. En esos corazones, tras la Navidad vienen la esperanza, la felicidad, la alegría y la paz.

Lamentablemente, en el corazón de los acomodados, de los avariciosos, de los ricos, tras la Navidad sólo vienen las rebajas.

Categorías
Historial
Etiquetas
Usa este blog