La vida, al derecho

Si cogemos la historia de Hitler y la ponemos al revés, trata de un señor que nació en medio de un incendio, resucitó a miles de judíos, se presentó a unas elecciones democráticas y murió siendo un tierno bebé.

En los extremos de su historia, uno es terrible, y el otro hermoso.

Si cogemos la historia de la Bella y la bestia, y la ponemos al revés, la cosa va de un hermoso príncipe, que se vuelve peludo y lo acaban abandonando sólo en un castillos.

Extremos terrible y hermoso.

La diferencia es dónde empieza y acaba. Si empieza en el horrible y acaba en el hermoso o al revés.

¿Y esta tontería a qué viene?

Porque me pareció un buen método para calibrar nuestra vida. ¿El punto de ahora es mejor o peor que el inicial? Para contar nuestra historia como buena ¿Habría que contarla al derecho o al revés?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Spam Protection by WP-SpamFree

What is 12 + 9 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANT! To be able to proceed, you need to solve the following simple math (so we know that you are a human) :-)
Categorías
Historial
Etiquetas
Usa este blog